Como son las empresas Ambidiestras

A través de los años de mi carrera con frecuencia uno observa a los gerentes enfrentar las Juntas Directivas con una gran presión para reducir costos y buscar eficiencia, pero al mismo tiempo; el ritmo acelerado de la Industria 4.0 les exige un énfasis centrado en la innovación. Para resolver esta contradicción en la estrategia se requiere impulsar una empresa ambidiestra.

Sin embargo; antes de lanzarse a innovar es fundamental tener una visión clara de cómo contribuirá a mejorar la competitividad de la empresa. Ya que un error muy típico que he observado en muchas empresas es querer innovar en todo y terminar no innovando en nada. No se trata de innovar por innovar, sino de hacerlo para contribuir a alcanzar unos objetivos concretos. Se debe tener en cuenta que la innovación precisa de un elevado grado de enfoque. La diferenciación y la ventaja competitiva de las empresas tienen su origen en un enfoque específico.

Las empresas a nivel mundial están cada vez más convencidas de que la innovación es la mejor manera -- por no decir la única -- de sobrevivir y crecer significativamente. Sin embargo, pareciera que el discurso está pesando más que los hechos. La encuesta Global Innovation realizada por McKinsey en el 2018, manifestó que el 84% de los directivos encuestados reconoció la importancia de la innovación en sus organizaciones. Sin embargo, sólo el 6% dijo estar satisfecho con sus resultados. En este sentido, innovar implica tener en cuenta toda una serie de elementos que, en su conjunto, son los que propician el éxito de este tipo de procesos. Crear un departamento de innovación o adecuar una sala de creatividad para que los empleados de una empresa realicen sesiones de ideación no es suficiente.

Ambidiestra RC1

Transformar una compañía requiere analizar, entre otras cosas, el comportamiento de la industria y los competidores a la luz de las tendencias y nuevas tecnologías. ¿Cómo hacerlo? Empiece por hacerse una pregunta que, aunque sencilla, muy posiblemente lo pondrá a pensar: ¿qué startup o nuevo actor está irrumpiendo tu mercado y la industria en la que se encuentra?

¿En qué estado se encuentra su compañía actualmente? Tener alto potencial de crecimiento y altas capacidades de innovación es posible cuando se logra crear una empresa ambidiestra. Pero, ¿de qué se trata? ¿Cómo se logra? Las organizaciones ambidiestras son aquellas que utilizan la innovación para conseguir, de forma simultánea, la explotación del negocio actual y la exploración de nuevos campos de acción. En otras palabras, se dedican a modernizar el presente y construir el futuro.

La mayoría de las empresas implementan la innovación a través de la mejora continua; que basta con ampliar la cantidad de megas de descarga en los planes móviles y ofrecer acceso gratuito a las redes sociales. Quizás para mantenerse en el mercado local lo sea, pero para crecer de manera significativa hace falta mucho más. Es ahí donde la exploración del futuro juega un papel fundamental.

Pero ¿cómo identificar si su empresa está explorando o explotando? La clave es ver qué tan cerca o qué tan lejos está del core del negocio. Si su empresa de bebidas lo que hace es lanzar al mercado nuevos sabores cada año o realizar cambios en el diseño de sus etiquetas, evidentemente está explotando las capacidades con las que ya cuenta; por lo tanto sigue sin salirse del core.

Cuando la empresa es capaz de identificar sus capacidades distintivas y buscar su aplicación en otro ámbito o industria para desarrollar nuevos modelos de negocio o incluso nuevas tecnologías, entonces está explorando.

Ambidiestra RC8

Existen varios casos de éxito en empresas que han implementado un modelo de organización ambidiestra como el caso de Nestlé, que con sus 150 años en el mercado tiene marcas de altísimo valor como Nespresso, Nescafé, KitKat, Smarties, y Maggi que cada una genera más de $7 mil millones en ventas cada año. Nestlé ha demostrado que es excepcional en su funcionamiento y en mejorar su modelo de negocio existente y ahora se está embarcando en un terreno poco conocido al querer unir el mundo de los alimentos con la salud y las ciencias de la vida, los cuales considera como sus nuevos “motores de crecimiento”.

Empresas como Google, 3M, Apple, Tesla, Virgin, Zara y GE, tienen muy claro que su futuro no pasa sólo por hacer bien algo, sino por encontrar cuál será la próxima cosa que harán mañana. Por eso no esperan el declive de los negocios, sino que se han propuesto dominar su mercado. Tienen claro que a veces ganarán y a veces no, pero tienen un sueño grande y no van a parar hasta conseguirlo.

Lograr que una empresa sea ambidiestra no se hace de la noche a la mañana. Para lograr esto se requiere visión de negocios de parte de los gerentes y la modificación estructural con la creación de unidades organizacionales diferentes, pero integradas desde la alta dirección. Muchos gerentes al estar inmersos en la estructura de los negocios piensan como empresarios, por lo que difícilmente se conciben nuevos negocios. La exploración, en cambio, requiere de una mentalidad y actitud emprendedora.

También; es válido señalar, la existencia de empresas que, por su tamaño y capacidad, deciden explorar a través de fusiones y adquisiciones. En lugar de innovar, se dedican a explotar lo que tienen y comprar startups o empresas emergentes que les permitan iniciar la exploración y convertirse, de esta manera en empresas ambidiestras.

Como se logra la construcción de una empresa ambidiestra?

Las empresas ambidiestras son aquellas que logran establecer un portafolio de productos o servicios alejado de su core de negocio original. Entonces… ¿Cómo ubicar adecuadamente los proyectos? En este sentido se recomienda tener en cuenta 6 aspectos clave: los clientes, competidores, estructura de costos, canales de distribución y las capacidades distintivas que ofrece la empresa hoy por hoy.

Ambidiestra RC11

Se ha identificado una serie de problemas que dificultan el proceso de transformación hacia las empresas ambidiestras. Uno de ellos es que por cubrir su día a día, no tienen designado un equipo de trabajo para la identificación de nuevas oportunidades. Así como existen áreas de mercadeo, finanzas, comunicaciones y demás, la exploración debe tener un grupo de trabajo que se responsabilice por esa búsqueda. Esto tiene que ver con esa necesidad de crear una estructura paralela que permita gestionar lo relacionado con los nuevos negocios.

Si las empresas deciden aventurarse a explorar, es muy importante que empiece a medir este tipo de proyectos con indicadores diferentes a los actuales. Muchas veces las iniciativas de nuevos negocios son evaluadas con base en utilidades generadas, cuando en realidad deberían medirse con base en aprendizaje acumulado. Pueden comprender mejor la idea en este cuadro a continuación:

Ambidiestra RC10

En cuanto a la exploración, la sugerencia inicial es replantear la estrategia. Es común que muchas compañías, durante la planeación estratégica, resulten interpretando el futuro a partir de una extrapolación del presente. La invitación es a analizar el futuro haciendo un ejercicio de prospectiva, para luego regresar al presente y tomar decisiones. Lo anterior se puede realizar a través de la vigilancia e inteligencia estratégica. Este planteamiento deberá estar acompañado de la gestión del cambio para el crecimiento, ya que la exploración necesita recursos con nueva mentalidad de negocios.

Es importante que los directivos entiendan que la innovación no es una carrera de 100 metros, sino una maratón. Si bien los resultados siempre serán importantes, es necesario tener en cuenta los aprendizajes obtenidos en el proceso. La cultura de la innovación no tiene que ver con decretos; son las prácticas y las experiencias las que van fomentando ese clima organizacional, por lo que las empresas tendrán que empezar a cambiar su mentalidad y actitud, con el fin de lograr la transformación que las lleve a lograr ser ambidiestras.

ME GUSTARÍA CONOCER SU OPINIÓN?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *